Lago Neuchâtel. Un bonito rincón de Suiza.

20140719_110232

Después de una larga y divertida noche en el festival de Montreux he tenido la suerte de despertar y poder disfrutar de esta increíble postal que el lago Neuchatel me ofrecía.

Diez minutos he tardado en reaccionar ante tan bella imagen. Desde mi ventana, en mi piso de Madrid, el paisaje es completamente distinto, un bloque de pisos y un aparcamiento me dan los buenos días desde el otro lado del cristal cada mañana, hoy sin embargo, Suiza me gritaba ¡Bonjour!

DSC_9411

Durante el desayuno, Steve, nuestro amigo y anfitrión, nos anunció a Mónica y a mi, que pasaríamos el día en el lago para disfrutar del espléndido sol. Nuestra idea era ir a ver Ginebra, pero aceptamos de buen grado el cambio de plan.

Insistimos en cocinar una estupenda tortilla española, preparamos una ensalada de frutos rojos para el postre y nos pusimos en marcha hacia el pequeño embarcadero, dónde Steve tenía su bote.

Poco a poco dejamos atrás el puerto, el barco se movía ágil entre las suaves olas del lago y nosotras observábamos los pequeños peces que nadaban a nuestro alrededor.

20140719_165002

Para hacer más amena la travesía, Steve nos sorprendió con una botella de Aperol. 20140719_170008Ninguna de nosotras había probado esta bebida antes, y nos explicó que es muy típico tomarlo en Italia (en lo que para nosotros sería la hora del vermú ).

No estábamos en Italia, pero la idea nos entusiasmaba. Aperol , yes please! 😉

El tiempo transcurrió entre conversaciones, bromas y “Aperoles” hasta llegar a las proximidades de Estavayer, un pueblo medieval justo en la orilla opuesta del lago y donde decidimos echar el ancla para disfrutar de la tortilla escuchando la música del puerto deportivo.

estavayer

Después de comer Steve decidió echarse una siesta al más puro estilo español y nosotras disfrutamos conversando y viendo las actividades náuticas que la gente practicaba. Los niños reían y gritaban a partes iguales en la tirolina, los más intrépidos practicaban esquí acuático y hacían todo tipo de saltos y volteretas, incluso había quien practicaba surf. Familias y grupos de jóvenes disfrutaban, como nosotras, de las transparentes aguas del lago.

Cuando por fin nos bañamos, aparte de lo fresquita que estaba el agua, algo llamó poderosamente mí atención. Multitud de conchas marinas descansaban en el fondo del lago, quizá por el deshielo de la glaciación

Tras el merecido chapuzón, y después de secarnos con los últimos rayos del sol suizo, izamos de nuevo las velas para volver a nuestra orilla, deshaciendo el camino recorrido.

20140719_183410

El colorido que Neuenburg nos ofrecía en aquel instante, era majestuoso, azul pálido con sabor a bruma, mezclado con dorado añoranza… hacer el viaje de vuelta admirando la puesta de sol fue una grata coincidencia.

Este fue mi tranquilo día en Neuchâtel,  disfrutamiruta por Suiza y pasa conmigo una noche en el festival de Montreux, el castillo Vaumarcus o descubre Berna ¡la ciudad de los osos!.

Espero que hayáis disfrutado mi ruta por el lago Neuchatel.

Siempre con una sonrisa 🙂 ¡Besos mis ruteros!

Laura Eire.  “Disfrutamiruta”

Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales. Recuerda que puedes seguirme en Twitter, Facebook e Instagram , y si quieres escribirme puedes hacerlo a disfrutamiruta@gmail.com. ¡Gracias por leerme!

5 comentarios en “Lago Neuchâtel. Un bonito rincón de Suiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s