JEROLIM Y STIPANSKA, EL DÍA Y LA NOCHE DE LAS ISLAS PAKLENI

Islas Pakleni, seguro que te suena a chino, pero no, no están en China sino en Croacia. Son un pequeño archipiélago de unos 20 islotes situado frente a la costa de la isla de Hvar. Son conocidas como Islas del Demonio, no por su diabólica belleza, sino por su forma de tridente.

pakleni-otoci-from-air
Foto tomada de la web Pelicantourssplit.com.

En un pasado lejano, fueron refugio y guarida de piratas y bucaneros, a día de hoy, son el lugar ideal para disfrutar de unas vacaciones de diversión y relax. Ven con #disfrutamiruta hasta Jerolin y Stipanska y descubre qué hacer en Pakleni.

UN DÍA EN JEROLIM.

Apenas faltaban unos metros para que el taxi boat llegara a la costa cuando las primeras mariposas comenzaron a revolotear en mi estomago con fuerza.

Al bajar del barco solo podía sentir sorpresa, la primera imagen que Jerolim me regaló fue de ¡wow!  Salvajes pinos de copas verdes formaban un pequeño bosque justo a los pies de Amo Beach, una fantástica playa salpicada de piedras blancas y un mar repleto de intensos azules … ¡Dulce paraíso!

amo-beach-1_09c60f7

No pude evitar sentir que la magia de Amo Beach se rompía al ver el clásico bar-restaurante con todo pensado para el visitante. Terraza panorámica con vistas a las costas de Hvar, una fantástica y cotizada zona de hamacas a pie de playa, restaurante con un menú con todo tipo de comida internacional (pasta, pizza…) y también típica comida croata, cócteles y bebidas… Honestamente el sitio estaba muy bien, pero no era lo que buscaba en ese momento, quería vivir el lado más salvaje de Jerolim y disfrutar de su encanto más natural, por eso, decidí junto a Moni, mi compañera de viajes, seguir explorando aquel pequeño islote.

kordovon-jerolim1

Apenas caminamos 50 metros desde Amo Beach cuando llegamos a la otra playa de la isla, Kordovan. Al igual que su playa vecina y como casi todas en Croacia, Kordovan es pequeña y pedregosa, con aguas de exóticos azules y cientos de pececitos nadando en un mar calmado. ¡No pude resistir tanta belleza y me fuí directa al agua! Aquel lugar parecía una postal, de esas que miras pero en las que no te imaginas como protagonista .

kordovan beach

Cuando por fin salí del agua, Moni ya había elegido un lugar donde establecernos, había tantas piedras en todos los lados que a mi me daba igual dónde ponerme, sólo quería llenarme de las sensaciones de la playa y capturar todo lo que aquel lugar me ofrecía… Olor a pino y sal, costas escarpadas, el sonido de unos niños riendo y chapoteando en el agua, grillos cantando, un grupo de amigos posando para una foto…

Después de otro refrescante baño decidimos explorar la isla, fuimos hacia la zona de pinos donde descubrimos un cartel que nos dejó alucinadas ¡Kordovan es una playa nudista!

nudists-area-in-jerolim

Mantiene esta mentalidad abierta y moderna desde finales del siglo XIX, concretamente desde 1896, aunque sinceramente, si no llegamos a ver el cartel jamás lo hubiéramos pensado ¡allí todo el mundo llevaba bañador! Supongo que los turistas no naturistas hemos “invadido” Kordovan, desplazando a los nudistas unos metros hacia una cala rocosa y discreta al final de la playa… ¡Qué irónico!

kordovan55
Al fondo de la foto se aprecia la zona nudista, que comienza a partir de la cuerda con ropa tendida.

En la zona de pinos, a escasos metros del cartel de Kordovan, encontramos nuevamente un bar, ¡eso sí! de un estilo muy diferente al de Amo Beach. Era un establecimiento pequeño y totalmente ecológico. Todo parecía reciclado y bastante respetuoso con el medio ambiente. El baño y la ducha eran realmente auténticos y rústicos, entre los árboles había hamacas de cuerdas colgadas, el mobiliario eran troncos y objetos reutilizados y algunas maderas estaban pintadas de colores alegres… ¡Tenía un aire de Robinson Crusoe que me encantó!

Algo importante que debes saber si piensas pasar por Kordovan, es que en el “eco-bar” no servían comidas, sólo bebidas en lata, como cerveza, cola, fanta…. Me pareció una forma muy interesante de no dejar a los visitantes mueran de sed, sin romper con la esencia natural que se espera encontrar en una isla deshabitada.

kordovan343

Tras todas aquellas sorprendentes primeras impresiones sobre Jerolim, su entorno y las playas, decidimos relajarnos y alquilar unas tumbonas en el eco-bar, donde también compramos unas cervezas y nos dedicamos a disfrutar el resto del día de la magia del momento que teníamos la oportunidad de estar viviendo en aquel exótico paraíso semi-virgen  😉

kordovan drinking karlovako

*Nota curiosa: Después de mi viaje descubrí que la isla entera de Jerolim se declaró zona nudista en 1960 y también que la bella Kordovan está considerada ¡una de las 15 mejores playas naturistas del mundo

STIPANSKA, NOCHE DE FIESTA.

Durante el día Stipanska es un lugar perfecto para relajarse y perder la noción del tiempo, pero al llegar la noche la isla se transforma en ¡LA FIESTA!. Los mejores Djs de todo el mundo acuden hasta la discoteca Carpe Diem para hacer sonar su música, y ya tiene fama de ser “La Ibiza del Adriático”

La primera vez que fuí allí me quedé alucinada ¡todo era maravilloso! Un entorno sensacional lleno de palmeras nos dió la bienvenida hacia una pista de baile repleta de gente disfrutando de la mejor música electrónica.

hvar croatia.1000images about croatia
Foto tomada de la web 1000 images about Croatia.

El sonido era perfecto y el ambiente también. Junto a la pista había una piscina azul y una zona de reservados con cómodos asientos blanco polar, pero lo mejor estaba en uno de los costados de la discoteca, una mini playa privada totalmente iluminada que se fundía con la fiesta. No tardamos mucho en ir hacia la zona de las barras para pedir unas copas y seguir bailando hasta el amanecer… Lo pasamos tan bien que a la noche siguiente repetimos de nuevo la fiesta en Stipanska.

*Nota: Mi experiencia personal me obliga a recomendarte ir a  Carpe Diem Beach  pero debo advertirte que la entrada son 20 euros ¡sin consumición! y cada bebida cuesta 10 euros. No es barato pero sinceramente el lugar lo merece. tienes barco ida y vuelta gratis, buena seguridad, chiringuitos para comprar algo de comer, buen sonido, buenas instalaciones…

¿CÓMO IR A LAS ISLAS PAKLENI?

Llegar a las islas Pakleni es muy sencillo y barato. Desde Hvar town puedes tomar un taxi boat, se encuentran en el puerto pequeño, frente a la plaza de la Catedral de San Esteban. El trayecto hasta Jerolim o Stipanska es de unos 15-20 minutos y el precio de 40 kunas.

Durante las noches de verano el club Carpe Diem obsequia a sus clientes con un servicio gratuito de barcos que une las discotecas de ambas islas. La frecuencia de paso es de unos 20 minutos.

barquitos-en-hvar

*Nota: Llegar a Hvar es posible tomando un ferry o catamarán desde la ciudad de Split. El precio del barco puede variar, a nosotras nos costó (en Agosto) 18 euros sólo ida, y 20 euros la vuelta, tres días después.

Espero que comentes tu experiencia en estas islas y que sigas descubriendo los mejores rincones de Europa con #disfrutamiruta, sigue el globo azul hasta los pueblos más bonitos de Amsterdam, el castillo más desconocido de Suiza o el volcán más famoso de Italia 😉 Gracias por leer este post ❤

Laura Eire. #disfrutamiruta 🙂

Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales. Recuerda que puedes seguirme en Twitter, Facebook e Instagram , y si quieres escribirme puedes hacerlo a disfrutamiruta@gmail.com. ¡Gracias por leerme!

ISLA DE HVAR, ¡UN DÍA PERFECTO!

Eran las 4 de la mañana cuando el estridente ruido del despertador hizo que Mónica y yo saltáramos de la cama. No había tiempo para perezas, debíamos tomar el primer autobús de la mañana hacia el aeropuerto. Llegamos a Marco Polo, en Venecia, con el tiempo justo de pasar el control de seguridad y correr hacia la puerta de embarque.

Tras una escasa hora de vuelo, aterrizamos en Split, donde aún adormecidas, tomamos un bus dirección al puerto de la ciudad . Los casi cuarenta minutos de trayecto los pasamos durmiendo, y cuando por fin llegamos al puerto de Split, nuestros estómagos rugían de hambre.

lau-y-moni-hvar

Buscamos un lugar donde parar a desayunar, y  tras reponer energía, fuimos directas a la taquilla de venta de billetes, debíamos tomar un barco hacia la isla de Hvar. Compramos los tickets de un Catamarán de la línea Jadrolinija, y disfrutamos de la travesía con la impaciencia de dos niñas que esperan sus regalos de navidad. ¡Estábamos a tan sólo un paso de nuestro destino más deseado de las vacaciones!.

ISLA DE HVAR.

Apenas podíamos creerlo, ¡estábamos en Hvar! tanto tiempo soñando y al fin el sueño se transformaba en realidad

Nuestra habitación aún no estaba preparada cuando llegamos al hotel, pero la recepcionista nos permitió dejar nuestras maletas en el guardaequipaje, así que no perdimos más tiempo y nos pusimos el bikini, ¡teníamos ganas de la playa!. Tras un paseo muy agradable, en el que tomamos nuestro primer contacto con los alrededores del hotel, decidimos parar en una tranquila cala junto a un pequeño puerto.

El agua estaba fresca, perfecta para el baño, así que nos refrescamos en el mar hasta que los dedos parecían garbanzos y después tomamos un poco el sol.

hvar5656

Ya sabíamos que en Croacia las playas son de roca y piedra por eso nos habíamos comprado unos escarpines, no queríamos que los cantos nos impidieran disfrutar de los mil azules del Adriático. Con respecto a relajarse a tomar el sol, el truco está en intentar acomodarse lo mejor posible en la piedra, es difícil pero se consigue, sino miren la chica que aparece en la foto jeje  😉

¡Al fin! nuestra habitación estaba lista, dejamos las maletas en un rincón y salimos a la terraza, era hora de comerse un buen bocadillo mirando al mar (habíamos comprado pan, queso y plátanos para comer en un supermercado cercano). Es curioso como un momento tan sencillo puede hacer a una persona tan feliz.

vista-de-hvar8

Eran cerca de las tres de la tarde, después de comer y con desfase de sueño, el cuerpo como buenas españolas, nos pedía un poco de siesta, así que decidimos darnos una breve ducha y dormir durante una horita y media de gloria. 😉

A tope y con las pilas cargadas pusimos rumbo hacia el otro lado de la isla. Vimos el puerto pequeño, desde donde era posible tomar un barco hacia Islas Pakleni, uno de nuestros imprescindibles en el viaje.

20140725_203117

También paseamos por la plaza de la Catedral de San Esteban y sus aledañas callecitas estrechas y empedradas. Continuamos paseando por el camino de la costa, hasta que el Hotel Amfora nos hizo marcarnos un stop obligatorio en el camino. ¡Aquél lugar era el paraíso!

amfora-pool-hvar

Cuando nos registramos en el hotel por la mañana, la recepcionista nos explicó que tenían un acuerdo con Amfora, y éramos libres de utilizar la piscina. En aquel momento esa información no nos interesó, pero cuando aquel magnífico lugar se cruzó en nuestro camino, entendimos perfectamente la recomendación 😉

amfora-pool-mojito

Disfrutamos de una tarde a lo “pretty woman” en la piscina de un hotel de 5 estrellas tomando mojitos y disfrutando el momento. Este tipo de lugares no se cruzan en nuestro día a día y disfrutamos a lo grande del lujo y confort de aquel paraíso hasta la puesta de sol. De camino a nuestro hotel, compramos una pizza y unas bebidas con las que comenzar la noche, nos sentíamos en una palabra ¡FELICES!  😉

PRIMERA NOCHE DE FIESTA EN HVAR. LOCURA Y FELICIDAD

Salimos del hotel realmente animadas, queríamos disfrutar de una gran fiesta y teniamos la vibración adecuada para hacer de esa noche, una noche memorable. En la zona del puerto de Hvar Town hay varios locales muy populares donde comenzar la noche. Nuestra primera opción fue Carpe Diem, el club más popular de la isla.

fiesta-carpediem-hvar

Había demasiada gente y la música apenas podía apreciarse, por eso cuando terminamos nuestro combinado cambiamos al club de al lado, BB Club, del cuál, me gustó la música y me gustó tener espacio para bailar 🙂

A las dos de la mañana, decidimos que ya era hora de tomar el barco y poner rumbo a la isla de Stipanska donde está Carpe Diem Beach Club, el lugar más fiestero de la costa adriática. La travesía  fue corta, al llegar a Stipanska, nos perdimos entre la multitud de la pista de baile. ¡Aquel lugar era increíble! Carpe Diem tiene la fama más que merecida. ❤

croaciahvar

Amanecía cuando tomamos el barco de regreso, los colores del cielo y el mar eran fabulosos…

Así fué mi primer día en Hvar, si quieres descubrir todo lo que me ocurrió en ésta mágica isla, sigue mi globo azul hasta Pakleni #disfrutamiruta por Europa y viaja conmigo hasta París, Madrid, Amsterdam, Verona….

Gracias por ser parte de #disfrutamiruta.

Laura Eire. ❤

Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales. Recuerda que puedes seguirme en Twitter, Facebook e Instagram , y si quieres escribirme puedes hacerlo a disfrutamiruta@gmail.com. ¡Gracias por leerme!